Hola buenas a todos, os dejo unas cuantas razones de por qué me gusta personalmente la dieta cetogénica y soy consciente de que para otros quizá no será así, pero oye nunca sabrás si no lo has probado (como solemos decir a los niños pequeños que nunca han probado una fruta o verdura). ¿Te apuntas?

Iloveketo

Razón nº1: ¡Es muy saciante!

Desde niño, siempre fuí muy comilón y eso derivó en un sobrepeso casi toda mi vida. Aún así siempre seguía comiendo más y más. La dieta cetogénica sin embargo es muy saciante y por lo tanto puedes perder peso sin apenas esfuerzo, o mantenerte en tu peso una vez llegas a él.

Razón nº2: ¡Es muy saludable!

La dieta cetogénica consiste en una cantidad intermedia de proteínas, muchas grasas, y muy poquitos carbohidratos. Casi todos los alimentos que cumplen estos requisitos son nutricionalmente densos, es decir tienen muchas vitaminas, minerales, fibra, oligoelementos, antioxidantes… Además de todo esto, el propio hecho de lograr un estado de cetosis es en sí mismo muy positivo para el organismo en general: cerebro, hígado, páncreas, etc.

Razón nº3: Te sientes con mucha energía

Con este tipo de dieta no tienes subidones y bajones de azúcar incluso aunque sea baja en calorías tendrás un montón de energía, ya que al comer grasas estás fomentando que tu cuerpo se espabile y use las grasas: parte de la energía viene de lo que has comido y otra parte viene de tus propias reservas de grasa. La excepción a esta regla es cuando ya estás muy definido muscularmente entonces tienes que comer bastante más, pero mientras tengas barriguita, sin problemas. Cuidate de elegir alimentos saludables llenos de micronutrientes y todo irá bien.

Razón nº4: ¡No necesitas contar calorías!

Por lo tanto no parece que estés “a dieta”. Okay, tienes que llevar un registro mental de los macronutrientes y tal, pero es muchísimo más sencillo que en dietas altas en carbohidratos, de verdad. El macronutriente más difícil de contar es la grasa, pero aquí no importa, ya que simplemente tienes que tener la idea de que comes MUCHAS, y es virtualmente imposible que te pases de cantidad, ya que antes de llegar a ese punto, tienes una sensación enorme de saciedad o incluso de “asco” ante la idea de seguir comiendo. Cosa que con las dietas altas en carbohidrato no, muchos de ellos son adictivos y seguirías comiendo hasta reventar: pizzas, galletas, chocolates, avena con leche, macarrones…

Razón nº5: Es divertido ver la cara de la gente cuando comes cosas como chorizo…

… mantequilla full-fat y queso Mascarpone, o torreznos y ven que no engordas, o que estás más delgado que hace unos años y les dices que has bajado de grasa así. Aún así hay gente que se lo tienes que explicar 5 veces hasta que empiezan a confiar un poco, jeje. En cualquier caso es muy satisfactorio salirse del arroz y pollo o de la avena y las proteínas de polvo, al menos por temporadas. Y qué decir de las maravillosas mantequillas de frutos secos. Mmmm…

Razón nº6: Te sientes desinflamado en general

Leyendo sobre salud y fitness en inglés quizá hayas visto muchas veces que hablan de la “inflammation”, especialmente en relación a los azúcares, las grasas omega 6 (que intentamos limitar en la dieta cetogénica) y otros alimentos que nos “inflaman” por dentro. Esto hace que tengamos menos energía (relacionado con lo que dije en el punto 3) y que te sientas “mal” por dentro en general, el cuerpo está alerta y en un estado de querer repararse. Con la dieta cetogénica todo esto se alivia, tienes el estómago más plano (también porque se come menos cantidad de comida y menos a menudo).

Razón nº7: Se combina muy bien con el ayuno intermitente

¿Qué es mejor, dieta cetogénica o ayuno intermitente? Bueno… ¿por qué no combinar ambos? Dado que en la dieta cetogénica normalmente tenemos poca hambre, resulta muy natural hacer 2 comidas al día (mi forma favorita). En ocasiones me apetece comer 3 veces y entonces ese día no he hecho un ayuno propiamente dicho ya que he aumentado mi ventana de alimentación y por tanto disminuído las horas de ayuno cara al día siguiente. ¿Qué importancia tiene? Ninguna pero está muy bien esa sensación de libertad y no tener que seguir unas pautas estrictas ni tener que pensar en la siguiente comida todos los días a todas horas. Ahora mismo pienso en volver a las 6 comidas diarias y me siento agobiado, o sin ideas, ¿qué diantes comer 6 veces para no repetir o que haya variedad? ¡Qué raro se me haría volver a eso!

Razón nº8: Hace que tu cuerpo sea más flexible metabólicamente

Las personas que nunca han hecho dieta cetogénica ni ayuno intermitente, y comen hidratos de carbono, son ESCLAVOS de los mismos, ya que si un día por lo que sea los reducen, o tienen que hacer un esfuerzo en ayunas o ya no digamos entrenar, se desmayan o se sienten débiles. Con una adecuada introducción y adaptación a la dieta cetogénica, iremos ganando poco a poco “experiencia” con ella y adiestrando a nuestro cuerpo a usar las grasas cuando toque, y los hidratos de carbono cuando toque. Ganas sensibilidad a la insulina, y pones en orden otras tantas hormonas que pueden estar al revés. Ya no serás un esclavo, podrás comer unos días una cosa y otros otra, nadie te impide comerte una pizza o unos macarrones o lo que te de la gana, siempre tendrás en mente que bajos hidratos con altas grasas será tu “estándar” pero que puedes hacer REFEEDS o como lo llames, y esos días te sentirás más hambriento pero también disfrutarás de comidas que son apetitosas de otra manera, y eso está muy bien no hay que ser esclavo de ninguna forma de comer.


Bueno con esta entrada espero que os animéis a descubrir las ventajas de la cetosis. ¡Un saludo compañeros!