En el mercado existen distintas variedades de almendra, cada una con sus particularidades, conócelas y aprende las mejores formas de consumir almendras. ¡Todo sobre las almendras en un único artículo!

Seguimos propocionando información lo más fiel y correcta posible para ayudarte a elaborar una dieta alta en grasas y baja en hidratos de carbono como las que se defienden en este blog. Las almendras, como el resto de frutos secos, son nuestras amigas aunque vamos primero a atender a una serie de cuestiones para no cometer excesos.

Beneficios de las almendras

Los beneficios de las almendras se deben básicamente a las bondades de sus ácidos grasos así como sus vitaminas liposolubles (especial atención a su alto contenido en vitamina E). Ya hablamos en su día de las propiedades de las grasas de las almendras. Creo que también os hablé un día sobre este estudio según el cual por el mero hecho de añadir unas almendras a tu dieta, sin cambiar nada más, subía la calidad de la misma.

Recuerda que si tu dieta es baja en grasas debes consumir una cantidad moderada de frutos secos, pero desde luego sus grasas son mejores que las del aceite de girasol, por poner un ejemplo. Por otra parte es muy peligroso hacer dietas con 0% graso, las grasas son esenciales, y que consumas cada día como mínimo un poquito de grasa saturada, otro poquito de omega 3, y algo más de grasa monoinsaturada. Como por ejemplo la grasa de las aceitunas/olivas, o la de las almendras. Tanto si en tu dieta consumes poca grasa como si consumes mucha, asegúrate de que dichas grasas son de calidad.

Ventajas de la almendra respecto a otros frutos secos

Antes de nada aquí os dejo una comparativa nutricional entre frutos secos. Ya sabéis que me gusta mucho esa página web para ver los nutrientes de los distintos alimentos. En el orden de la comparativa:

  • Almendras.
  • Avellanas.
  • Pistachos.
  • Anacardos.
  • Nueces.
  • Cacahuetes.

Todos ellos tienen cosas buenas (los frutos secos son como multivitamínicos naturales) y todos tienen también algún “pero”, y juntando todo ese es mi ránking, el mejor fruto seco como más equilibrado la almendra, seguida de cerca por avellanas y pistachos que tienen un perfil de grasas similar, de hecho en las avellanas tienes más grasa monoinsaturada y menos omega 6, pero pocas proteínas, menos vitamina E y además son más caras. La verdad es que cualquiera de estos 3 es muy buen fruto seco. Si las almendras siguen subiendo de precio me voy a pensar ponerlas las 1º del ránking, las veo muy buena opción la verdad.

Respecto a los otros 3, les veo algún “pero” importante. Los anacardos tienen muchos hidratos de carbono, concretamente almidón. Esto en algunos tipos de dieta te puede hacer engordar, al mezclar muchos carbohidratos con grasas en la misma comida. Por lo demás son muy nutritivos. Las nueces tienen toneladas de omega 6, aunque tienen el mayor número de ácidos grasos omega 3 (ALA), actualmente hay un debate sobre si este ácido graso es útil para el cuerpo humano, ya que los ácidos EPA y DHA provenientes del pescado son los que más provecho saca el organismo humano dentro de los omega 3. Por su lado los cacahuetes también y además son una legumbre y no un fruto seco, su cantidad de ácido fítico (malo para nuestra digestión) es la mayor de todas, aunque en algunos minerales y vitaminas son los ganadores.

Tengo que hacer algún día una reflexión más extensa sobre los distintos frutos secos, incluyendo además otros como las nueces de macadamia (que son prohibitivas en coste). En cualquier caso os invito a mirar la tabla comparativa que enlazo y si por ejemplo teneis deficiencia de algún nutriente concreto y uno de los frutos secos tiene mucho de ese nutriente quizá os convenga más que otros.

Variedades de almendra

Aquí tenéis una pequeña selección de las variedades de almendras que existen:

Por supuesto hay muchas más, para que os hagáis una idea cada almendra que plantáseis en tierra podría generar una nueva variedad, ya que se trataría de un híbrido entre su madre (la flor del árbol de donde salió la almendra que queráis plantar) y el padre (el polen que polinizó dicha flor, que en ocasiones será del mismo árbol pero en la mayor parte de ocasiones será de otro almendro distinto que haya cerca). En resumen si plantáis una almendra y os nace una nueva planta, con el paso de los años será un árbol que os producirá almendras ligeramente distintas, no iguales, a las del árbol madre.

Comercialmente hablando, en los mercados solemos encontrar estas 3 variedades:

  • Marcona.
  • Largueta.
  • Común (por alguna extraña razón, los comercios engloban como común todo el resto de variedades, en lugar de especificar qué estamos comiendo).

Esto es lo que menos me gusta, la falta de información pero bueno, si queréis asegurar una calidad máxima optad por Marcona, son algo más caras pero tienen muchísimas grasas monoinsaturadas, las más sanas. Echad un vistazo a este artículo bajando hasta la tabla 7 podéis ver los detalles nutricionales de Marcona contra otras variedades nuevas de almendra. Fijaos como la nueva variedad Belona es aún mejor, por desgracia no podemos comprarla en el supermercado aunque según cuentan algunos distribuidores mezclan Belona y Marcona en sus productos dado que ambas son las mejores.

Sabor

En cuanto al sabor, y esto es subjetivo, me gustan Penta y Marinada porque tienen “mucho” azúcar, llegando a un 4,5% y un 4,1% respectivamente. Digo “mucho” porque en otras variedades es casi siempre cercano al 3%, por ejemplo Marcona tiene un 3,16% de azúcar y Largueta tiene un 2,78% de azúcar. Pensemos que un 4,5% es un 50% más que un 3% y se nota en el sabor aunque la consecuencia para nuestra dieta de estos azúcares sea mínima. Es decir, si tomas 50g de almendras diarias, que ya es una cantidad abundante, ¿qué más da que hayas ingerido 1,5g de azúcar o 2,25g de azúcar? Yo mismo como defensor de las dietas cetogénicas creo que a veces hay algo de obsesión con el azúcar, el problema es la cantidad total diaria no sea desorbitada, y no que una cosa tenga 2 gramos más que otra. Por ejemplo también defiendo el consumo moderado de miel, aunque esta tenga un 80% de azúcar, si tomamos 10g diarios, son 8g de azúcar, no pasa nada.

Estas dos variedades que he mencionado (Penta y Marinada) tienen algo menos de grasa que otras variedades, sobre todo Marinada, pareciéndose algo a las almendras americanas que son altas en fibra y relativamente bajas en grasa. A otras personas les gustan las almendras con muchísima grasa, como lo son Marcona y Largueta. Ya no me extiendo más dado que por desgracia solo puedes elegir entre Marcona, Largueta y “otras al azar” salvo que tengas la suerte de conocer algún agricultor que te diga la variedad que tiene y te las venda directamente. También hay en los campos miles y miles de almendros de variedad desconocida o autóctona, y algunos de ellos dan un fruto muy muy rico.

Activación de las almendras

Otro tema muy interesante para el consumidor, y poco tratado, es el de la activación de las almendras. ¿En qué consiste esta activación? En dejarlas en remojo durante 12-24 horas para liberar el ácido fítico, esa sustancia que dijimos que dificultaba la absorción de nutrientes y que está presente en legumbres y en menor medida en frutos secos. Se puede dividir en 2 fases:

  • Fase 1: reducción del ácido fítico, sin cambios físicos aparentes.
  • Fase 2: germinación, vemos como le sale su primer brote de raíz.

En fase de germinación es como teóricamente más vamos a aprovechar los nutrientes que nos dan las almendras, pero si nos quedamos en la fase 1 es decir simplemente dejarlas en remojo durante una noche, ya conseguimos bastantes avances respecto a no haberlas dejado en remojo ni un minuto.

¿Cómo de importante es hacer este proceso? Yo diría que si vas a consumir mucha cantidad de almendra todos los días te acostumbres a hacerlo, yo tengo un pequeño bol cerámico del tamaño de una tarrina de helado o flan, y ahí dejo las almendras en remojo. Al día siguiente tienes 2 opciones, quitarles la piel (se quita muy fácilmente cuando están húmedas) ya que esta se digiere algo lenta y tiene mucha fibra. O bien querer aprovechar la fibra entonces lo que hago es dejarlas secar poniéndolas al sol, en primavera y verano se secan enseguida. También hay desecadores de alimentos para estas cuestiones. No recomiendo comer las almendras mojadas y con piel ya que la piel se despega en la boca y queda algo asqueroso, pero al secar las almendras esta vuelve a quedar bien pegada y se puede comer entera como si nunca hubiese sido humedecida.

Podéis leer más sobre la activación de almendras y frutos secos aquí, y también aquí. Si hablamos de legumbres que vas a cocinar, recuerda dejarlas en remojo la noche anterior y tirar el agua usada, cocinando con agua nueva.

Problema con las almendras americanas

Cuando estuve documentándome sobre la activación de las almendras, dí con un artículo devastador. Las almendras americanas, por ley, han de ser pasteurizadas para prevenir que vuelvan a pasar sendos brotes de salmonella que hubo una vez (cuando es prácticamente imposible que eso suceda), al parecer se trataba de mantequillas de almendra y cacahuete en mal estado, seguramente por contaminación cruzada con otros alimentos.

Según ese mismo artículo, las almendras americanas comerciales no pueden ser activadas, debido a dicha pasteurización. Pero ese no es el único problema, sino que en el proceso para conseguirlo se usa glicol de propileno, un agente que en enormes cantidades podría ser cancerígeno según ese autor. Según otros estudios no pasa nada. El caso es que este agente se usa en alimentación animal, en cosméticos… y no creo que aporte nada benigno, como mucho será inocuo y con reservas. Así que nada, un nuevo “enemigo” que tenemos que añadir como el famoso bisfenol.

La cuestión es que puede haber un 75% de almendras americanas en el mercado, EEUU es el principal productor mundial seguido de Australia y de España (hasta hace poco España era 2º productor y puede que en unos años volvamos a ese puesto ya que España se está plagando de almendros debido a sus buenos precios actuales). Obviamente puedes consumir almendra americana con seguridad sanitaria, si no no estarían en el mercado, además sin ningún género de dudas es más saludable consumir cada día 75g de almendra americana que 75g de terrones de azúcar español, jaja. Simplemente digo que yo fomentaría el consumo de almendras españolas. Para asegurarte de que compras almendra española, compra Marcona o Largueta, o bien compra a agricultores locales, ¡o anímate a plantar tus propios almendros!.

En la agricultura española también se usan herbicidas, pesticidas y venenos de todo tipo, no con mala intención sino para eliminar hierbas competitivas con el árbol, las plagas de insectos que podrían diezmar las cosechas o hacer morir al árbol, etc. estas sustancias no se usan para divertirse sino como “mal menor” a la tarea de alimentar a 7.000 millones de personas, pero bueno cuanto más limpio y ecológico podamos alimentarnos, mucho mejor.

Productos derivados de la almendra

Un breve repaso a los distintos derivados y mi opinión personal sobre ellos:

  • Mantequilla de almendras: es el producto procesado de la almendra más puro, al fin y al cabo son almendras molidas. Como ves, “procesado” no significa malo per se. El problema de las mantequillas de frutos secos, es que te incitan a comer más cantidad ya que requiren menos masticación, está demostrado que siempre se come más y sacian menos. Pero si eres de esas personas a las que les cuesta comer, entonces se convierten en tu gran aliado, funcionando como un excelente “mass gainer”. No compres absurdos tarros de gimnasio, ¡¡prueba la mantequilla de almendras!!
  • Mantequilla de frutos secos mixta: se mezclan varios frutos secos molidos. Si te gusta el sabor y sus propiedades nutricionales, ningún problema.
  • Mazapán: me encantan por desgracia tienen mucho azúcar (mucho mucho).
  • Turrón: mismo problema. Pero como dije en el apartado anterior, mientras el total diario no sea desorbitado, puedes comer un poquito.
  • Chocolate con almendras: de nuevo el mismo problema. Por suerte puedes hacer algún apaño alternativo, como combinar almendras enteras con un buen vaso de leche entera con cacao puro (no colacao). ¡Es una idea!
  • Leche de almendras: me parece un producto absurdo, y sobre todo, muy caro teniendo en cuenta que te venden un 98% de agua y un 2% de almendras a un precio bastante más caro que el agua :) Si te gusta la leche de almendras elabórala tú mismo.

En resumen lo mejor como casi siempre es comer el producto tal cual, es decir las almendras puras. Con la mención especial a la mantequilla de almendras como solución para comer más cantidad si tienes poca hambre/estómago, o si quieres una digestión más sencilla dado que las almendras enteras, por muy bien que mastiques, te crearán problemas digestivos más allá de los 60-80g diarios, el estómago tendrá que segregar mucho ácido y luego a lo mejor te duele la barriga (me ha pasado, por glotón, jeje).

Cultivo del almendro

¿Tienes un hueco en el jardín, algo de paciencia, y quieres cultivar tus propios almendros? Teniendo en cuenta todo lo anterior, te recomiendo plantar un almendro Belona, ya que tiene las grasas más saludables (mejor aún que Marcona) y además es autofértil, es decir, no necesitas poner varios almendros distintos para conseguir que salga una buena cantidad de almendras sino que con ponerlo a solas ya te produce. Otra alternativa por sabor y productividad es Penta, por desgracia es más complicado de conseguir en pequeñas cantidades ya que suelen trabajarlo viveros de agricultores que sólo admiten pedidos grandes.

Un buen sitio web para comprar almendros sueltos es Viveros Hernandorena, mandáis un e-mail pidiendo la variedad que más os guste, especificando el portainjertos (sistema de raíces), os aconsejo el GxN porque va bien en todo tipo de suelos y resiste los ataques de los nematodos, crece muy bien pero requiere riegos a menudo (como el GF-677 y los Rootpac). Si váis a viveros de vuestra ciudad es raro que encontréis Belona, sin embargo podéis encontrar Marcona sin dificultad. Os lo darán seguramente con portainjertos franco, o sea que crece más despacio, resiste más la sequía y no tolera los excesivos riegos. Si tenéis sitio yo pondría hasta 3 árboles juntitos, a una distancia de unos 6 metros entre ellos para dejar suficiente espacio a su copa una vez sea grande, y cuidándolos bien en unos 3-4 años tenéis ya vuestras primeras almendras propias.

Si eres agricultor o quieres poner una gran extensión de almendros y quieres aprender más, te recomiendo consultar el blog de Todoalmendro y su canal de youtube, Todoalmendro Channel. También hay foros especializados como Pistalmendro e Infojardin, este último más para jardinería de todo tipo. Mis conocimientos son modestos pero si os interesa podría hacer un artículo más adelante sobre el cultivo del almendro para vuestros huertos urbanos y jardines particulares.


Pues nada hasta aquí mis pequeñas reflexiones sobre el mundo de la almendra, espero que os haya gustado y que suba el consumo de la misma, estamos ante uno de los 9 superalimentos españoles (ver artículo relacionado debajo de este post). ¡Un saludo a todos!