¡Hoy quiero hablaros de lo que yo llamo cansancio hormonal! Se trata de esos días en los que uno parece que no tiene ganas de nada, que el mero hecho de levantarse es un mundo y caminar 100 metros es una proeza que no merece la pena el esfuerzo, mejor quedarnos sentaditos que hoy estamos débiles…

Tipos de cansancio

En principio se me ocurren 4 tipos de cansancio físico:

  • Extenuación, cuando hemos estado trabajando físicamente y el músculo está cansado.
  • Energético, cuando estamos bajos de energía normalmente al terminar una sesión de ejercicio o trabajo físico en el que hayamos estado a muchas pulsaciones de corazón.
  • Agujetas, es la sensación de molestia que aparece al día siguiente o a veces incluso horas después del día que has hecho un esfuerzo.
  • Hormonal, que es el que trataremos hoy y describo en el primer párrafo. Muscularmente estás bien y energéticamente también pero tu cerebro dice “no”.

¿A qué se debe el cansancio hormonal?

Este tipo de cansancio es una respuesta natural de tu organismo para impedirte perder grasa. Tu cuerpo siempre quiere mantenerse como está (homeostasis), por eso normalmente la gente siempre se mantiene en el mismo peso por largos periodos de tiempo, a no ser que haya ciertos cambios en su estilo de vida, en la buena o en la mala dirección. Si coges a 100 personas aleatorias que no hagan dieta ni ejercicio y coman lo que les apetezca cada día sin contar calorías ni nada, y les vuelves a mirar dentro de 1 año, casi todos pesarán los mismos kilos, se mantienen en “dieta normocalórica” aunque no vigilen las calorías que comen, su cerebro ajusta la sensación de hambre, energía y cansancio automáticamente y los días que comen más se moverán más y los días que comen menos se moverán menos, así funcionamos.

Por lo tanto el cansancio hormonal aparece con más frecuencia cuando estamos en dieta hipocalórica y hacemos ejercicio, ya que el cuerpo se resiste a perder grasa porque se piensa que lo más apropiado es mantener la barriga ahí donde está :)

Remedio a este tipo de cansancio

Si se trata de ir al trabajo, vas, porque no tienes más remedio. Pero si se trata de ir a hacer ejercicio, “bueno, no pasa nada, va, voy otro día”. Ese es el problema. ¡Oblígate!

Cuando tengas ese tipo de sensaciones y la tentación de no ir al gimnasio o no hacer ejercicio, ¡lucha contigo mismo y házlo! Después de leer este artículo y comprender que es una limitación irracional (ya que tienes suficiente energía en forma de grasa almacenada) haz la prueba, coge un día que tengas este tipo de cansancio y mueve el culo hasta el gimnasio comprobarás que una vez has salido de casa de repente ya no estas tan falto de energía, pasa lo mismo con cualquier otra faceta muchas veces nos da pereza “ponernos” a hacer algo pero una vez empezamos a hacerlo ya lo hacemos sin mayor problema.

En esas ocasiones en las que estás así a lo mejor no puedes batir un récord de peso levantado en el gimnasio pero llegas allí y haces más de lo que pensabas que podías hacer. Si estás en una dieta de adelgazamiento pues a una mala coges y haces 4 series de máquinas y te pones a andar en la cinta, pero haces ALGO en lugar de quedarte sin hacer nada y verás que incluso luego te sientes bien. Considero que es un proceso NECESARIO, te invito a ver los vídeos del “Reto de Isma” de strongman tarrako en youtube si no los has visto, voy a hablar sobre ese reto pero el principal motivo del éxito es que el chaval puso más huevos que el Caballo de Espartero, tanto en los vídeos haciendo ejercicio como luego en las entrevistas se veía como el chico llevaba un esfuerzo brutal detrás y aún así no se rindió, así que si él pudo tú también ;)

No hay otro camino, si no te esfuerzas seguirás como estás. ¿Quieres eso?

Dormir bien y no tener un déficit calórico enorme

Vigila también la calidad y cantidad del sueño, vete a dormir algo antes (no te quedes distraído con el ordenador, el móvil, la tele…) y no lleves una dieta extrema especialmente así de golpe, ve bajando las calorías poco a poco y no tengas prisas. Respecto al tema del reto de Isma, casi nadie va a lograr semejante cambio en 2 meses, tú a lo mejor lo consigues en 4 meses y suponiendo que tengas ya dicha masa muscular… en fin que no hay que tener prisas.

Haciendo las cosas bien, por narices vas a mejorar.

En el caso de que estés durmiendo bien y comiendo bien, las sensaciones de cansancio hormonal son “engañosas” y nos incitan a mantener nuestra generosa cantidad de manteca corporal, ¡la lucha es contigo mismo! ¡esfuérzate! Las cosas no son tan fáciles como a veces nos venden pero si te empeñas lo conseguirás, ¡ánimo!


Vídeos relacionados:

Casi todos los del canal de Strongman Tarrako, jajaja, golpe de realidad contra la vagancia.