Nuestro cerebro trabaja en una amplia gama de frecuencias, con distintas longitudes de onda. Mediante la escucha de isochronic tones (en español tonos isocrónicos), podemos inducir al cerebro a entrar en diferentes estados en los que pretendamos entrar, lo cual nos puede traer distintos beneficios para el cuerpo y la mente. ¿Quieres saber más?

Leer más