Desde hace años, casi todos los días hago 2 comidas diarias, no siempre sigo esta norma pero por lo general sí. En este artículo os enumero 6 ventajas de hacer tan “pocas” comidas diarias y por qué deberías probarlo.

#1 Aumentar la saciedad

La ventaja nº1 es aumentar la saciedad, reducir el apetito. Como ya comentamos en este artículo de 2014, esto puede ser un arma de doble filo ya que algunas personas necesitan comer más e ingerir más nutrientes, para estas personas sería una desventaja comer pocas veces al día, sin embargo para el común de los mortales y con las crecientes tasas de sobrepeso es casi mejor reducir el apetito que aumentarlo.

#2 Reducir la insulina

Desde algunos círculos, se avisa de que la epidemia de diabetes y obesidad no es tanto problema del azúcar (que también), sino de la elevada insulina (fuente). Ésta aumenta cada vez que comemos, especialmente si ingerimos azúcar y otros carbohidratos, o también en menor medida al ingerir proteínas. Una manera sencilla de no tener la insulina elevada todo el santo día, es ni más ni menos, no estar comiendo todo el santo día :)

En el caso que comentábamos en #1, de las personas que quieren ganar masa corporal/muscular, también es interesante hacer al menos un día semanal de ayuno con pocas comidas diarias, por ejemplo dos comidas. De esta forma ganamos o recuperamos la sensibilidad a la insulina que perdemos cuando comemos 6 veces diarias en gran cantidad todos los días durante muchos meses seguidos.

#3 Ahorrar tiempo

Se hace muy notable el ahorro de tiempo, en lugar de estar cada pocas horas pensando en qué cocinar, el tiempo de estar comiendo, y después en fregar los platos, recoger, estar “haciendo la digestión”, lavarse los dientes, etc. Ah la salúd dental mejora también bastante porque no creo que quien come 7 veces al día se cepilles los dientes las 7 veces.

#4 Mejorar tu relación con la comida

Si haces 2 comidas diarias, casi seguro que tienes una buena relación con la comida. En parte por el beneficio #1 (aumentar la saciedad), está claro que si te riges por dos comidas diarias no estarás comiendo compulsivamente durante todo el día, o de forma caótica. Por otra parte, si haces pocas comidas diarias tu alimentación será mucho más simple, “frugal” o como lo queráis llamar.

Me gusta mucho este video de NITANHEALTHY, seguro que a tí también te gusta si lo ves:

Las personas que conozco que tienen una buena relación con la comida, comen de una forma muy utilitaria e intuitiva, pensando en alimentos completos y en el beneficio que les aporta a su cuerpo y a su vida, en lugar de pensar “como esto porque está rico” o “se me ha antojado esto”, o “la sociedad dice que tengo que comer ahora mismo, voy a ver qué pillo de la nevera”. Comer muchas veces al día fomenta este tipo de actitudes no deseables. Por supuesto puedes tener una buena relación con la comida haciendo 6 comidas diarias pero es más probable que no sea así.

Realmente no hay muchos tipos de alimentos que necesitemos: carnes, pescados, verduras, frutos secos…. si en tu primera comida del día has escogido uno o dos de ellos, en la otra comida escoges algo de los demás grupos, y ya está. La nutrición se simplifica y facilita muchísimo con dos comidas diarias.

#5 Descanso de los órganos internos

Cada vez que comemos, toda la maquinaria se tiene que poner en marcha para procesar lo que te metes en la boca. Esto provoca inflamación y desgaste interno, así que no es muy apropiado estar en este estado a lo largo de todo el día.

#6 Elevar nuestra actividad y energía

Mientras tenemos el estómago vacío nos encontramos más a gusto y más activos. Esto genera muchos beneficios físicos y mentales además de aumentar nuestra productividad en nuestros quehaceres diarios y en el trabajo o estudios.

#7 Aumentar la longevidad

Quizá es una consecuencia de los beneficios #2, #5 y #6. El ayuno y comer menos veces al día y menos calorías en general se relaciona con un aumento en la esperanza de vida. Os recomendamos leer el artículo sobre longevidad para aprender mucho más sobre esto.


Sin más, espero que os haya gustado el artículo, ha sido cortito pero muy esquemático. Pasádselo a los que piensan que hacer muchas comidas diarias es mejor. ¡Hasta la próxima!