¿Qué es el síndrome TOFI?

Otra nueva palabra más técnica para describir al conocido como fofisano, TOFI significa Thin Outside Fat Inside, o “Delgado por fuera y gordo por dentro”. El típico amigo que todos conocemos que come a lo bestia azúcares y grasas de todo tipo, no hace nada de ejercicio, y no está gordo, pero tampoco tiene un cuerpo escultural, seguramente tiene poca fuerza corporal y una ligera barriguita.

Según un artículo que recientemente he leído en The Hearty Soul, es muy probable que estas personas deban preocuparse más por su salud que aquellos con sobrepeso.

El engaño

El engaño radica en que al estar “aparentemente bien” en el exterior, es decir, tener un aspecto de “persona normal”, estas personas no se preocupan lo más mínimo por cambiar su sedentario y antinutritivo estilo de vida.

Síntomas y consecuencias TOFI

  • Muy reducida masa muscular y fuerza.
  • Baja resistencia aeróbica y anaeróbica (especialmente esta última).
  • Gran concentración de grasa visceral, la peligrosa grasa que rodea a nuestros órganos internos.
  • Pésimos niveles de colesterol: bajo HDL, y alto LDL concretamente alto número de partículas LDL diminutas, las más peligrosas (colesterol malo).
  • Problemas digestivos.
  • Mayor riesgo de enfermedades.
  • Sueño desordenado.
  • Suele acompañar una mala postura corporal.
  • Aspecto físico poco favorable, a pesar de no estar gordo.
  • Etc.

Remedios

Dieta y ejercicio, si es que ya lo sabéis ;)

Lo más importante es dar el cambio psicológico, asumir que porque comamos cualquier cosa y tengamos un estilo de vida insano y en el espejo no parezcamos muy gordos eso no significa que todo vaya bien. Además la juventud es “un defecto que se pasa con el tiempo” y aunque con 20 ó 25 años te mantengas delgado, quizá con 35 esa barriga se haya engrosado bastante y luego te sea muy difícil bajarla. Así que ya sabes, ¡¡deja de ser un TOFI!! (canastos, vaya palabra más estúpida, no voy a volver a usarla XD)

Dieta: eliminar comida basura, y con más atención a las “bebidas basura” llenas de azúcar y aditivos cancerígenos, regularizar los horarios de las comidas, empezar a consumir “alimentos reales” y llenos de nutrientes: fruta ,especialmente bayas y frutos secos; verdura, escogiendo hortalizas y crucíferas así como otras verduras nutritivas. Quitarse el miedo a los productos animales: carnes, huevos ecológicos si puede ser. Este es el camino. Para todo lo demás, navegad por mi blog y encontrar fuentes de grasa saludables (como sabéis, defiendo las dietas altas en grasa y bajas en hidratos de carbono).

Ejercicio: ejercicio intenso, caminar está muy bien si tenemos 80 años pero no perdamos el tiempo. También tenéis algunas ideas en otros artículos sobre lo que es el ejercicio intenso, y las espectaculares diferencias que brinda respecto al ejercicio de baja intensidad como caminar o la bicicleta estática.

Fuente:

The Hearty Soul – “How You Can Be Skinny AND Fat at the Same Time (and why it’s terrible for your health)”


Ideas de regalos en Amazon

No olvidéis consultar mi lista de productos recomendados en Amazon, ¡guardad en favoritos y compartid con vuestros amigos!