Hago este post a raíz de que mucha gente tiene dudas acerca de cuál debe ser la fuente principal de grasas en una dieta cetogénica. En efecto al no estar acostumbrados a comer mucha grasa, se hace difícil pensar de dónde sacarla. Vamos a ver cuáles son las mejores grasas en términos de rendimiento y salud.

grasaza

Antes de seguir leyendo, si te asusta un alto consumo de grasas lee este magnífico artículo de Fitness Revolucionario: En defensa de las grasas. Si lo que deseas es ver la guía principal de la dieta cetogénica, ve al artículo completo Cetosis: Dieta Cetogénica Explicada. Ahora nos centraremos en el reparto de grasas.

 

NORMA nº1: MÁS GRASAS ANIMALES QUE VEGETALES

Durante la dieta cetogénica vas a consumir sí o sí más animales que vegetales, dado que necesitas eminentemente proteína y grasa, con poco carbohidrato. Esto no quiere decir que no ingieras vegetales, las verduras son muy necesarias. Pero no tienen grasa. La mayoría de grasas vegetales tienen mucho omega 6, que es perjudicial. Esto es especialmente importante en una dieta cetogénica. En una dieta glicolítica comemos unos 40-60g de grasa diarios pero en una cetogénica triplicamos esas cantidades y por tanto hemos de ser más cuidadosos con el tipo de grasa, del mismo modo que en una dieta alta en hidratos de carbono hemos de vigilar más atentamente de donde vienen esos carbohidratos.

NORMA nº2: SER MUY CUIDADOSO CON LAS GRASAS VEGETALES

Por lo general, desconfía de todo alimento que diga contener “aceites vegetales”, ya que seguramente son grasas con mucho omega 6, o peor aún grasas hidrogenadas/trans. No consumas alimentos que tengan mucho % de grasa poliinsaturada, es decir que más del 50% de sus grasas sean poliinsaturadas.

NORMA nº3: LAS GRASAS MONOINSATURADAS SON TUS AMIGAS

Podríamos decir que de los 3 tipos de grasa, las monoinsaturadas son las “mejores”. Las grasas saturadas y poliinsaturadas también son necesarias, pero un exceso de ellas nos puede dar problemas. Sin embargo no se conoce ningún efecto secundario de consumir demasiadas grasas monoinsaturadas. Por el contrario, la presencia de una buena cantidad de estas grasas amortigua los problemas de consumir mucha grasa saturada o poliinsaturada.

 

– ¿ENTONCES QUÉ GRASAS DEBO TOMAR?

Aquí te dejo una tabla de grasas en función de su conveniencia para la dieta cetogénica:

grasas

No olvides que puede haber muchos alimentos derivados de todos estos. Por ejemplo una de mis fuentes favoritas de grasa es la mayonesa con aceite de oliva (es decir mezcla de grasa de huevo y grasa de oliva). Otro producto que me gusta mucho es el paté de hígado de cerdo, tiene unos macronutrientes muy buenos y es derivado del hígado, que se considera carne.


¡Espero haberte dado algunas  buenas ideas de qué grasas incorporar! Un saludo.