Todos estamos preocupados por el ebola. ¿Pero cómo combatirlo? Muy fácil con nuestra amiga la vitamina C…


 

– Una afirmación muy atrevida. ¿Cómo es esto?

No hay un sólo virus conocido por el hombre que no pueda ser neutralizado con este nutriente, la vitamina C. Y es que la vitamina C es un poderosísimo antioxidante y agente anti-vírico, y el ebola como virus que es no se escapa a este hecho. Puedes aprender más sobre el poder de la vitamina C en la wikipedia. Pero sobre todo os invito a leer estas informaciones de naturalhealth365.com en la que se recogen las impresiones del experto Thomas E. Levy al respecto. A mayores tenemos la visión de orthomolecular.org desde donde se nos advierte que la vitamina C no va a eliminar el ébola pero sí ayudar a nuestro sistema inmunitario a ralentizar su avance.

– ¿Cómo obtengo vitamina C?

Puedes encontrar vitamina C en multitud de frutas y verduras, quizá por cultura popular la asociamos a la naranja pero existen fuentes mucho más ricas como los pimientos. Concretamente los pimientos amarillos tienen 184mg de vitamina C frente a los 128mg de los pimientos rojos, los 80mg de los pimientos verdes y los 53mg de la naranja (todos ellos por 100g de alimento). Para buscar más alimentos por vitamina C no dudes en consultar la biblioteca de megafoodsearch.

No obstante la forma más económica de conseguir vitamina C es mediante suplementos. Recomiendo buscar en algún herbolario, yo personalmente adquiero la Ester-C de American Health que se trata de una fórmula con metabolitos que es absorbida mucho mejor por el cuerpo y además tiene ausencia de acidez, y es que la vitamina C en forma de ácido ascórbico es muy agresiva con el estómago a partir de 0,5 gramos. La recomendación de esa marca es meramente informativa, podéis adquirir cualquier otra en farmacia o herbolario local.

– ¿Cuánta vitamina C debo tomar para matar el ébola?

Cuanto más potente es una enfermedad, más vitamina C necesitaremos. Si quieres combatir un catarro, con 1g basta. No se sabe con el ébola, al ser una enfermedad aún muy desconocida, pero se estima que deben ser cantidades muy altas de mínimo 20g diarios. Según el enlace anteriormente aportado (orthomolecular.com) podríamos hablar de hasta 100g diarios, lo cual sería un dineral en suplementos es decir unos 8 euros diarios. Y en un escenario (que esperemos no se cumpla) de epidemia mundial probablemente ya estuvieran agotadas todas las reservas.

– ¿Debo comprar y empezar a sobreconsumir vitamina C ya mismo?

Evidentemente no, pues no hay hasta la fecha ningún estudio público y constatado. Este artículo es una mera curiosidad para el lector ávido de información fresca y revolucionaria. Pero quizá, solo quizá, sea una buena idea conservar en nuestras cabezas las bondades de la vitamina C. Yo ya tengo mi bote de Ester-C por si acaso.


¡Un saludo!